He sido seleccionado para ir a trabajar a Alemania.

Después de actualizar CV y cartas de presentación para distintos puestos, entrevistas, test psicotécnicos, test de personalidad y pasar distintas fases has sido seleccionado para ir a trabajar a Alemania. Tras la euforia inicial que supone el haber llegado hasta ese punto, el momento de la verdad, a veces,  nos deja desconcertados. 

¿Cómo saber si la decisión que vas a tomar será la acertada?

Cada caso es diferente por supuesto, pero voy a intentar dar unas ideas generales que puede te ayuden de forma objetiva a tomar esa decisión:

  • Estudia el momento en tu vida en el que estás. ¿Cuál es tu prioridad en este instante? Es tu familia, es el desarrollo profesional, estás en una época de estancamiento profesional o de crecimiento y expansión…
  • Reflexiona sobre las razones que tienes para marcharte. Si estas en un período de plenitud, de satisfacción personal es un buen momento para tomar la decisión de afrontar nuevos retos. A veces pensamos que el huir de los problemas nos va a ayudar sin embargo, en la mayoría de los casos, esto solo ayuda en el corto plazo. Idealizamos una situación que desconocemos y  cuando la alegría inicial ha pasado y las cosas son diferentes a la película que nos hemos montado, nos damos cuenta que una parte de nosotros queda anclada en el pasado y en esos problemas que decidimos no solucionar. 
  • Reflexiona sobre las ataduras para quedarte. ¿Qué te ata? ¿Son reales esas ataduras?  Quiero decir si  tienes una hipoteca que has intentado negociar con el banco y no lo has conseguido, o  necesitas vender tu piso en propiedad  porque no puedes pagar la hipoteca….A eso yo le llamo atadura real. También ocurre que nos da miedo lo desconocido, incluso a veces el éxito. No estamos preparados para contarle al mundo que todo nos va de maravilla, que asumimos nuevos retos, que somos felices por miedo a que nos tachen de presuntuosos, trepas, soñadores …
  • Por último tienes que evaluar si ese tren pasará de nuevo por tu estación. Me refiero a que a veces tenemos solo una oportunidad en la vida de que algo nos suceda. ¿Cómo de probable es que me vuelvan a ofrecer otro trabajo que me guste en el extranjero y que mi momento personal sea el idóneo para marcharme?. Si las posibilidades son altas- otro tren pasará- ó si son bajas,  me tengo que asegurar que en caso de dejar pasar el tren,  no será algo que me recriminaré toda mi vida. Es más fácil librarse de los pensamientos de lo que nos ha ido bien o mal que de lo que nunca hicimos.  

Por último si decides marcharte y tienes un trabajo fijo,  según la legislación actual puedes pedir una excedencia  voluntaria hasta por 5 años. Que no te dé reparo pedir en tu empresa una excedencia alegando motivos personales. Explicando que estás satisfecho pero que has decidido asumir un reto de este tipo , te ayudará en tu desarrollo profesional, te hará crecer como persona y como profesional y tal vez en el futuro puedes volver y ofrecerle a la empresa una mejor versión de ti mismo. sueño con ir a Alemania

“Que nunca te falte un sueño por el que luchar, un proyecto que realizar, algo que aprender, un lugar donde ir, y alguien a quien amar”.  Feliz 2015.

Esta entrada fue publicada en Herramientas de desarrollo profesional, Vivir en alemania. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *