Trabajo en Alemania

imagesR06V4ZV1

Aunque te sorprenda, en Alemania no hay un código de Derecho laboral. La normativa en materia de Derecho laboral se regula principalmente en el Código Civil (BGB).

El contrato de trabajo se puede celebrar tanto en forma verbal como escrita. No obstante, es obvio que te recomiende la forma escrita, ya que de esta manera evitarás problemas en caso de que con posterioridad surjan diferencias en la interpretación. Algunos convenios colec­tivos “prescriben” incluso la forma escrita. La directiva CEE de 14-10-1991 (91/533/CEE) obliga al empresario a consignar por escrito, a más tardar un mes después de la fecha de inicio de la relación laboral, las condiciones contractuales más importantes, a firmar este escrito y a entregárselo al empleado.

En relación al contrato de trabajo, que sepas, que no exis­ten formularios oficiales como en España. No obstante, las con­diciones son limitadas por la normativa legal, así como por acuerdos colectivos (convenios colectivos, jornada laboral, derecho a vaca­ciones, etc.). Si algunos de los acuerdos in­cluidos en el contrato de trabajo no alcanzaran los mínimos exigidos por la normativa legal o los convenios colectivos, en la mayoría de los casos el conjunto del contrato laboral no será nulo pero en lugar de estas cláusulas regirá supletoriamente la normativa legal o el con­venio colectivo en cuestión.

El contrato de trabajo puede ser temporal o indefinido. Si una relación laboral es tempo­ral, esta circunstancia habrá de constar ex­presamente en el contrato. A través de la lla­mada «Ley para el Fomento del Empleo», se permite a los empresarios celebrar contratos de trabajo temporal con una duración máxi­ma de hasta 2 años sin indicar los motivos.

Dentro de este período se acepta la prórroga por escrito de un contrato de trabajo temporal hasta en tres ocasiones.

El período de prueba estará pactado (lo máximo son 6 meses, aunque muchos convenios colectivos sólo permiten períodos más cortos) y sirve como prueba para ambas partes. El pacto de un período de prueba sig­nifica, por norma, que durante dicho período los plazos de rescisión son más breves y no se han de indicar los motivos por los que se produce la rescisión.

En Alemania todos los empleados disfrutan de protección contra el despido siempre que hayan desempeñado un puesto de trabajo durante más de 6 me­ses y trabajado en una empresa de más de 5 trabajadores.

Si se cumplen las condiciones anteriores, se podrá aplicar la Ley para la protección contra el despido. En virtud de dicha Ley se podrá presentar demanda ante la jurisdicción so­cial. No obstante, la demanda contra el des­pido habrá de presentarse ante el juzgado de trabajo competente en el plazo de los 21 días siguientes al momento del preaviso o bien al momento en que se recibe la carta de des­pido. Debes saber que si la empresa es de menos de 10 trabaja­dores y el empleado hubiera sido contratado después del 31.12.2003, no es de aplica­ción la Ley de protección contra el despido.

En Alemania no existía un salario mínimo interprofesional. Los socialdemócratas alemanes han logrado que Angela Merkel acepte implantar un salario mínimo interprofesional de 8,5 euros por hora en la próxima legislatura. De modo que en una jornada de ocho horas diarias, el salario mínimo mensual alemán se situará en los 1.360 euros. Normalmente las partes que celebran el contrato de trabajo (empleado y empresario) pueden pactar libremente el importe de la remuneración laboral, pero sujetos a lo dis­puesto en los convenios colectivos que ac­túan como límite inferior. En caso de estar sujeto a un convenio colectivo, se aplicarán los sueldos y salarios pactados en el conve­nio. Fuera de los convenios colectivos exis­ten normas que fijan estándares mínimos de condiciones de trabajo, pero sólo en secto­res concretos.

 

Please follow and like us:
Esta entrada fue publicada en Trabajo, Vivir en alemania y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *