Entrevista a Sonia Calvo

Entrevista a Sonia Calvo

Sonia Calvo, un claro caso de éxito, que recomienda para vivir una experiencia única, “abrir la mente y aprender, que la gente no se lo piense mucho y se lance a la aventura”.

¿Cuánto tiempo estuviste en Alemania?

Estuve viviendo tres meses en Hamburgo. Anteriormente había estado allí de vacaciones, con visitas breves a varias ciudades durante un Interrail y otra estancia de fin de semana en la parte sur, gracias a su proximidad con Austria donde viví durante casi dos años.

¿Por qué decidiste ir a Alemania?

Había pasado ya un tiempo desde mi estancia en Austria donde aprendí alemán y tenía la espinita clavada de no haber conocido cómo era vivir en Alemania. Además quería recuperar el nivel de alemán. En España no había tenido ocasión de practicarlo mucho y tenía la sensación de que se me estaba “olvidando”.

¿Cómo es para ti la vida en Alemania?

Para mi Alemania es como cualquier otro país de la Unión Europea, no lo veo como el paraíso idílico que tan a menudo nos hacen ver en España, en especial en la época en la que yo me fui. Creo que tiene sus pros y sus contras como todo en esta vida, cosas de las que podemos aprender como por ejemplo la puntualidad y efectividad en el trabajo, el tener otro estilo diferente a “cuantas más horas pases en tu puesto de trabajo, mejor”, el saber combinar actividades de ocio y familia con horario laboral, o el cambiar el horario a intensivo solo porque ha salido el sol y hay que disfrutar el momento, “ya echaremos más horas cuando llueva” me decían mis jefes.

¿Qué dificultades te  encontraste al llegar?

Al llegar la verdad es que no encontré ninguna dificultad ya que no era la primera vez que vivía en el extranjero, por lo que no era para mí una situación nueva. Lo único que costó un poco más fue el encontrar un trabajo acorde. Fui con un programa de prácticas y digamos que la agencia encargada de buscarme esas prácticas no hizo su trabajo todo lo bien que debería haberlo hecho, pues a pesar de yo haber encontrado ofertas en internet que correspondían a mi perfil, ellos decían que no había nada y me propusieron trabajar en un banco cuando ni siquiera tengo formación para el área financiera. Después de ese malentendido y de ofrecerles yo misma esas otras posibles soluciones, hicieron una búsqueda más proactiva y no limitada solo a su agenda de contactos y me ofrecieron otra opción, que se adaptaba mejor a mi situación. Con esto lo que quiero decir es que el trabajo allí no sobra pero que tampoco por ello, por ser extranjeros nos tenemos que conformar con lo primero que nos ofrezcan. Si sabes que hay un puesto libre que se adapta a tus cualidades, pelea por él y demuestra que tienes las mismas condiciones que un nacional.

¿Qué apoyo te hubiera gustado recibir cuando llegaste?

Un aviso de que podía ser yo misma la que eligiera mi lugar de prácticas porque ellos no tenían ninguno en su sistema y  también habría estado bien el saber lugares donde poder hacer tandems de idiomas para mejorar y conocer sitios nuevos e interesantes de la ciudad.

¿Qué echabas de menos de España?

El sol, la luminosidad que hay en España es lo que siempre echo más de menos cuando llevo ya varios meses fuera del país. También por supuesto, familia y amigos, aunque la tecnología ahora hace que nos podamos sentir muy cerca.

¿Qué es lo que más positivamente te sorprendió?

Lo que más me sorprendió fue su forma de trabajar y compaginar el trabajo con actividades de ocio. El concepto de que un trabajador no solo tiene que cuidar sus horas de trabajo, sino también fijarse en su ocio. Al mismo tiempo soy consciente de que estos son los trabajadores privilegiados, porque también me sorprendió la existencia de los llamados minijobs que mucha gente encadena para poder tener un sueldo más o menos digno y el hecho de que tuvieran que pagarse su seguro aparte.

¿Qué has estudiado?

Cuando fui a Alemania, era diplomada en Turismo (Universidad de Zaragoza), Mag. (FH) en Dirección de Turismo y Ocio (Universidad de Ciencias Aplicadas IMC Krems) y titulada en Gestión Deportiva (FIFA/CIES, RFEF y Universidad Rey Juan Carlos). Ahora mismo he completado mi formación y soy Especialista Universitario en Protocolo Deportivo y Organización de Eventos, Ceremonias y Competiciones Deportivas (ISPE, Universidad Camilo José Cela) además de haber realizado cursos Executive en ESIC Madrid sobre marketing del entertainment business y marketing deportivo.

¿Qué experiencia laboral tienes España? ¿A qué te dedicas?

He trabajado en atención al cliente en ferias, hoteles, agencias, oficinas de turismo así como en producción de eventos y en comunicación deportiva y gestión de diversas redes sociales.

Ahora he fundado Toqqe, una empresita de marketing y comunicación deportiva que pone su know-how también al servicio del mundo del entertainment y en la cual todo lo hacemos con mimo y cariño y atendiendo a todos esos pequeños detalles que hacen que un servicio o un evento sean especiales y tengan ese Toqqe que les haga destacar. Puedes conocernos en www.toqqe.es

¿Cómo te ha ayudado / influenciado la estancia en Alemania en tu trabajo actual?

Me ha ayudado a tener una visión más amplia del mundo, a tener nuevas ideas y a pensar más “fuera de la caja”, a no limitarme a tener solo lo que nos dan, sino ver que hay muy buenos ejemplos más allá de nuestras fronteras que pueden ser replicados aquí, al menos parcialmente.trabajo alemania

¿Qué posibilidades laborales ves para los españoles interesados en buscar trabajo allí?

Las posibilidades laborales creo que no son ni mayores ni menores que en España, todo dependerá del perfil profesional del candidato, de su valía y exigencias. Puedes trabajar en Alemania de camarero y quizás no aceptarías ese trabajo en España, o puedes trabajar de ingeniero en Alemania y no encontrar un puesto similar en España. Por tanto, creo que cualquiera interesado en trabajar allí debe conocer bien lo que quiere y contactar con diversas empresas que puedan estar interesadas en su perfil. Hoy en día la búsqueda la puedes hacer igual estando en España que en Alemania y te ahorrará unas cuantas semanas de alojamiento al comenzar la búsqueda antes de ir allí. Además de que tendrás un abanico más amplio (todo el país) frente a la ciudad alemana en la que estés en ese momento. También puedes confiar en agencias como Talent HR o Rodríguez International y ver si tienen alguna vacante que se adapte a tu perfil ¿no?

¿Nos puedes contar una anécdota de tu estancia?

Algo que me sorprendió es que, en un país que desde España vemos tan “civilizado”, con tantas reglas, tan “recto”… cuando llegué se podía subir a los autobuses urbanos por cualquiera de las puertas, delantera, trasera, etc…  por supuesto, no hacía falta enseñar el billete al conductor pues se suponía que lo llevabas encima. Sin embargo, algo cambió en la mente de los dirigentes de la empresa de transportes que comenzaron una fuerte campaña de marketing para enseñar a los alemanes cuál era la forma correcta de subirse al autobús. Se sube por la puerta delantera, se enseña el billete de transporte al conductor y se baja por las puertas traseras. Durante semanas hubo carteles y folletos informativos y una vez se puso en marcha la medida, era gracioso observar cómo había gente que, o bien no se había enterado o bien por costumbre, seguía subiendo por las puertas traseras aprovechando que bajaba algún viajero. En esos momentos los conductores no arrancaban hasta que la persona no iba hasta la parte delantera y le enseñaba el billete. En ocasiones incluso les hicieron bajar y volver a subir del autobús, lo cual hacía que el viajero en cuestión se pusiera un poco “colorado” por la situación de tener a todo un autobús esperando a que él o ella cumpliera de forma correcta la nueva normativa.

¿Qué consejo le darías a alguien que está pensando en hacer las maletas?

Que si quiere vivir una experiencia única, abrir su mente, aprender… no se lo piense mucho más y se lance a la aventura. Es una experiencia muy enriquecedora y que le servirá para un futuro.

Muchas gracias Sonia por compartir tu experiencia con nosotros.

 

 

Please follow and like us:
Esta entrada fue publicada en Entrevistas, Vivir en alemania y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *