Café y tarta

01-300x164[1]

Entre el almuerzo y la cena, en Alemania, hay tradicionalmente un breve descanso para una reunión social en torno a un trozo de pastel y una taza de café o té. Este ritual se conoce como Kaffee und Kuchen, Kaffeetrinken o Kaffeeklatsch. Esta tradición es antigua, data de hace unos 400 años. Actualmente, sigue siendo bastante común reunirse con amigos y familiares el domingo por la tarde a compartir un poco de tarta y unas risas. La reunión puede tener lugar en casa de alguien, en una cafetería o en una tienda de dulces.

 El Schwarzwälder Kirschtorte se hace con Kirschwasser o aguardiente de cerezas, que se produce en la zona de la Selva Negra. Un buen número de tartas alemanas han alcanzado una popularidad internacional. Algunas de las tartas más populares también se encuentran entre las más elaboradas. El Schwarzwälder Kirschtorte (tarta selva negra) es una capa de pastel de chocolate relleno de crema batida y cerezas empapadas en aguardiente de cerezas y decorado con crema batida, virutas de chocolate y cerezas.

El Frankfurter Kranz es un pastel con capas de crema de mantequilla. El exterior está cubierto de crema de mantequilla y nueces confitadas, antes de ser adornado con cerezas.

Otras personas prefieren pasteles de queso y pasteles de crema para ocasiones especiales. Otro pastel es Bienenstich (pastel picadura de abeja), llamado así por la miel y relleno de nuez.

En general, los pasteles alemanes tienden a tener más mantequilla y menos azúcar que los españoles. Hay otros más ligeros, como un sencillo bizcocho cubierto con fruta fresca, conocido como Gugelhupf. Se sirven a menudo con una porción de “saludable” crema batida ligeramente dulce.

Los pasteles de hoja de masa de levadura puede ser simplemente al horno con mantequilla, azúcar y almendras, o más elaborados con fruta y/o merengue. Estos a veces van llenos de pudín o Quark, un queso fresco alemán. El verano es el momento perfecto para las tartas y los pasteles hechos con frutas de temporada que llevan grosellas rojas, fresas, frambuesas, arándanos y ruibarbo.

El postre en Alemania se sirve en un bol e incluiría platos como pudín, Quark endulzado  con fruta, compota de frutas o helado.

¡En Alemania no es fácil  ponerse a dieta!.

Please follow and like us:
Esta entrada fue publicada en Comida y recetas, Costumbres, Vivir en alemania y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *